'Las nuevas generaciones van a vivir en una sociedad más justa e igualitaria'

11 de Julio de 2016 Fuente
La ex vicepresidenta del INADI, narra cómo se sintió al ser la testigo de la primera celebración de matrimonio igualitario de América Latina. Además, reconoce que, si bien se hizo mucho desde el Estado aún falta para lograr la igualdad social.
La Diputada del Frente para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires, María Rachid, cuenta cómo evolucionó durante los últimos años la sociedad argentina en materia de inclusión social. Como voz autorizada en temas de discriminación, explica que es necesario que haya un Estado presente para poder avanzar como sociedad, aunque asume que aún queda mucho por hacer. Profundiza sobre el valor de la cultura, la educación y los medios de comunicación.



Fue miembro fundadora de la FALGBT, ¿Cómo cree que evolucionó desde su creación hasta hoy, la mirada sobre la homosexualidad en Argentina?

Cambió muchísimo nuestra realidad en Argentina. Cuando comenzamos, nos proponíamos trabajar por el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género, la derogación de los artículos que criminalizaban la homosexualidad y el travestismo, entre otras cuestiones. Hoy podemos decir que, junto a todas las organizaciones y la sociedad en su conjunto, hemos logrado casi todos nuestros objetivos iniciales.



Si bien durante los últimos años se avanzó mucho en materia de ampliación e igualdad de derechos por parte del Estado, ¿Cuáles son las asignaturas pendientes?

La nueva ley antidiscriminatoria es una de ellas, pero lo principal es convertir la igualdad jurídica en igualdad de todos los días. Para eso tenemos que desarrollar más y mejores políticas públicas, junto a iniciativas que desde la cultura, la educación y los medios de comunicación den la batalla cultural pendiente para terminar con la discriminación y la violencia que todavía hay en nuestra comunidad.



En 2009 fue testigo del primer matrimonio igualitario celebrado en Latinoamérica, ¿Cómo vivió ese momento?

Fue muy emocionante. Significó la consolidación de años de trabajo de muchos compañeros y compañeras. Somos uno de los pocos países del mundo con matrimonio igualitario, el que tiene la mejor Ley de Identidad de Género y una de las mejores leyes contra la violencia hacia las mujeres, femicidio y trata. Argentina es, claramente, un ejemplo en materia de derechos humanos en el mundo.



¿Qué consecuencias tendrá que las nuevas generaciones crezcan en una sociedad que, jurídicamente, cada vez respeta más la diversidad?

La igualdad jurídica es el piso fundamental para construir la igualdad social. Por lo tanto, creo que las nuevas generaciones, aunque van a tener que seguir trabajando contra la desigualdad, van a vivir en una sociedad cada vez más justa e igualitaria.



Que el estado garantice la igualdad ante la ley no implica que la sociedad lo acepte, ¿Cómo se trabaja para emparejar esta situación?

Los canales necesarios para avanzar son la cultura, los medios de comunicación y la educación. Con estas herramientas hay que dar la batalla cultural, aún pendiente, para respetarnos y celebrar la diversidad. Pero sin el reconocimiento del Estado y la igualdad jurídica, lo demás es imposible.



A pesar de la existencia de la ley de identidad de género existen casos de discriminación, ¿Cómo se combate?

Creo que primero hay que prevenir estas situaciones a través de la educación, los medios de comunicación y la cultura. Cambiar los paradigmas de género, empezar a pensar de otra manera. Pero, cuando la discriminación ya es un hecho, tiene que haber un Estado fuerte que pueda intervenir para detenerla y reparar los daños que se han ocasionado.



En la actual Ley de Fertilización Asistida se incluye a parejas del mismo sexo, ¿Se presentaron obstáculos tanto legales como sociales para que esto ocurriera?

La verdad es que el único sector que se opuso a nuestra inclusión fue el de algunos, no todos, diputados del PRO. Un sector muy pequeño de diputados que quiere volver al pasado pero que, por suerte, por su número, no constituyen una amenaza real a la igualdad en nuestro país.





Minibío



Edad: 39 años



Profesión: Comunicadora. Hoy Diputada de la Ciudad de Buenos Aires.



Barrio en el que nació: Ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires



Barrio en que se crió: San Isidro, Provincia de Buenos Aires.



Libro que está leyendo: ?Economía a Contramano?, Alfredo Zaiat.



Su lugar en el mundo: Buenos Aires.



Un día ideal: un día con el pueblo en la calle celebrando conquistas y reclamando lo que falta.



Asignatura pendiente: un/a hijo/a.



Por Jimena Sabbag